Ctra. Plencia 9-11, Bº Billela Mungia

Tratamiento de la arena de moldeo en verde

En el proceso de fundición de piezas de aluminio, hay dos factores que tienen que estar exhaustivamente controlados: uno de ellos es obviamente el metal y el otro, es un elemento al que históricamente no se le ha dado tanta relevancia, pero que posee una importante responsabilidad en la obtención de piezas conformes, la arena.

El circuito de arena del que dispone Cofundi consta principalmente de un higrómetro, dos tolvas de arena de retorno; así como una de arena nueva y bentonita (para hacer las adiciones convenientes), un mezclador intensivo, dos compactadoras y una mesa vibrante desmoldeadora. Tras el desmoldeo de las piezas, la arena pasa por un sistema recuperador y un rompedor de bolas.

Características de la arena

Los moldes de arena en verde constan básicamente de tres elementos: Arena de sílice, aglutinante y agua.

A la hora de emplear una arena de sílice, COFUNDI se basa tanto en su composición química y características térmicas como en la forma de los granos y su distribución granulométrica.
Se utiliza un aglutinante arcilloso, llamado bentonita, para adherir y dar cohesión a los granos de arena de sílice dando plasticidad a la mezcla de arena y agua.
Agua en la cantidad necesaria para activar el aglutinante.

Con la adecuada mezcla de estos elementos se debe conseguir unos moldes que cumplan entre otras, las siguientes características:

  • Reproducir fielmente las formas del modelo.
  • Tener una buena resistencia a la erosión que provoca el impacto del aluminio.
  • Poseer una importante resistencia a las altas temperaturas, ya que el aluminio puede ser colado hasta a 800 ºC.
  • Tener una adecuada permeabilidad, que permita la evacuación de gas.
  • Conseguir un buen acabado superficial en las piezas obtenidas.

Control de la arena en moldeo en verde

Cada molde, y por consiguiente cada pieza, tiene diferentes exigencias de arena en verde; por lo tanto el control de la arena del circuito es una labor fundamental de cualquier departamento de calidad en una fundición; ya que está ligado estrechamente con la calidad de cada pieza e incluso con su aspecto superficial.

En Cofundi se realiza un control diario del estado de la arena, y se toman las medidas convenientes en función de las necesidades de cada pieza. En el laboratorio de la fundición, se controla la humedad, la compactibilidad y la resistencia tanto a la compresión en verde como a la fisuración de la arena.

Así mismo, periódicamente, un laboratorio externo analiza el porcentaje de finos, las pérdidas por calcinación y el porcentaje de bentonita de la arena del circuito, obteniendo una información exacta y fiable del estado de la misma, con el objetivo de disponer de unos moldes de arena en verde óptimos para la obtención de cada pieza fabricada.

Bikendi González