Ctra. Plencia 9-11, Bº Billela Mungia

Breve historia del aluminio

El aluminio es un metal de aplicación muy reciente a nivel industrial.

En la antigüedad se utilizaba en forma de sal doble como tintorería y para uso medicinal (hoy en día se sigue utilizando) pero sin la consciencia de manejar un metal.

A principios del siglo XIX, la única forma de conseguir aislarlo era por procedimientos químicos y a un gran coste, en ínfimas cantidades y de una pésima calidad.

No fue hasta más avanzado el siglo XIX cuando, por medio de la electrólisis, se consiguió aislarlo en cantidades suficientes y con una pureza aceptable.

No obstante su producción era tan costosa que se consideraba un metal precioso.

En la exposición universal de París en 1855, se expusieron unas barras de aluminio junto a las joyas de la corona francesa, y el mismo emperador Napoleón se jactaba de tener una vajilla de aluminio para agasajar a sus invitados.

La extracción de la bauxita en masa mineral del que por medio de la electrólisis se extrae el aluminio y el desarrollo de medios de producción eléctricos masivos hicieron, ya finalizados el siglo XIX, que el aluminio se empezase a producir de forma masiva, abandonando la estantería de metales raros y preciosos, y entrando en la de metales comunes.

A partir de ese momento la carrera del aluminio pasó de su producción a la búsqueda de aplicaciones del mismo.

Fue quizás durante la II Guerra Mundial donde se tomó conciencia de su importancia a nivel industrial, y donde se gestó el disparadero de su uso máximo a nivel mundial.

Gráfico de la evolución de la producción del aluminio

Actualmente es segundo metal más usado y sus aplicaciones se han disparado a todos los ámbitos de nuestra vida, como son la alimentación, medicina,maquinaria, construcción, defensa, energía, etc.

Posiblemente nos envuelve muchas veces sin darnos cuenta en todo lo que nos rodea.

Jon Junquera